Últimas Noticias



Próximos Eventos


HERRAMIENTAS ON-LINE

Volver

Plan de Empresa


1. Describe brevemente tu idea de negocio. ¿Qué necesidad de tus clientes atenderás?.

RECUERDA: Tu idea de negocio debe tener en cuenta a los clientes y sus necesidades. Es muy importante averiguar lo que tu futura clientela desea o necesita. Por eso es necesario hacer un sondeo o realizar un estudio de mercado que te proporcione información de primera mano.

2. ¿Qué producto o servicio ofrecerás?

RECUERDA: El producto o servicio debe ser innovador y cubrir una necesidad detectada previamente. La idea de tu futuro negocio debe estar basada en productos que conozcas bien, o en un servicio que seas capaz de brindar y por los cuales la gente está dispuesta a pagar.

3. ¿A quién venderás? ¿Quién comprará tus servicios?

REFLEXIONA: "Si acondiciono mi casa del pueblo para dar hospedaje", ¿Quiénes serán mis clientes? Los clientes son el elemento más importante de cualquier negocio. Es muy importante conocerlos bien y es necesario que exista un número suficiente de personas dispuestas a pagar por tus productos o servicios.

4. ¿Quiénes son lo promotores de la idea del proyecto? ¿Tienen experiencia en el sector? ¿Qué actividades van a desarrollar?

RECUERDA: En el plan de empresa hay que presentar a los promotores del proyecto, citar la experiencia que tienen en el sector y la formación recibida relacionada con la idea del negocio. Debemos conocer si nosotros los propios emprendedores podemos abordar el proyecto empresarial o necesitaremos ayuda externa.

5. ¿Hay algún negocio similar cerca de la zona donde voy a emprender el mío? Elabora un listado de tus competidores.

REFLEXIONA: Debemos conocer a nuestros competidores, los productos o servicios que venden, que necesidades les quedan por cubrir y de que forma podemos comeptir con ellos.

6. ¿Cómo venderás tus productos o servicios?

REFLEXIONA: Podemos vender nuestro producto o servicio de muchas maneras. Un empresario que hace pan, puede vender directamente a clientes o vender directamente a distribuidores minoristas o mayoristas.

7. ¿Cómo te beneficiarás tú (como emprendedor) y tus socios?

REFLEXIONA: Cuando se emprende un negocio tiene que haber beneficios que pueden ser de tipo individual, familiar, asociativo o comunal, dependiendo del tipo de negocio y de la forma legal de la empresa.

8. ¿Cómo darás a conocer tu producto o servicio?

REFLEXIONA: Hay diferentes estrategias de marketing para dar a conocer sus productos o servicios. Hay que elegirla muy bien ya que de esto dependerá que alcancemos o no la cifra de negocio fijada como objetivo. Internet y el marketing on line son nuevas vías de publicidad que no podemos obviar, ya que son las más usadas por clientes y competidores.

9. ¿Cuántas personas necesitas para poner en marcha tu negocio?

RECUERDA: Debemos de tener en cuenta las ventas que queremos conseguir a largo plazo y a partir de ahí, saber cuantas personas necesitaremos para hacer posible esas ventas. Además del equipo comercial, debemos incluir cada una de las personas que van a hacer que nuestro negocio funcione y alcance los objetivos que fijamos.

10. Elabora un organigrama con el personal que formará parte de tu negocio.

RECUERDA: En el organigrama aparecerá cada uno de los puestos de trabajo ordenados jerárquicamente en nuestra empresa. Puedes realizarlo por departamentos y puestos de trabajo. Comienza siempre por los altos mandos, incluye el nombre de la compañía y los nombres de cada puesto.

11. ¿Qué tipo de empresa quieres formar? Sociedad limitada, sociedad anónima, cooperativa….

RECUERDA: Debes elegir la forma jurídica que mejor se ajusta a tus necesidades. Realmente en esta fase necesitas el asesoramiento de un abogado o asesor fiscal, con el fin de afinar en la mejor decisión y ahorro de gastos, sin perjudicarte.